5 actividades para realizar con tus hijos antes de los 10 años

by Destinations Royal Holiday

Viajar no solo es moverse de un lugar a otro; el significado de esta palabra es tan amplio como nuestra mente nos lo permita entender. Viajar es conocer cosas para las que antes no estuvimos preparados, es maravillarse con cada paso y con cada parpadeo, es saber que puedes desear y cumplirse. Viajar libera el alma y la prepara para una vida terrenal.

Imagen cortesía deMarcelo Saavedra en Flickr.com

Imagen cortesía deMarcelo Saavedra en Flickr.com

Hay quienes dicen que cuando uno viaja muy pequeño las experiencias y los recuerdos no son iguales, sin embargo, en Royal Holiday Destinations creemos que antes de los 10 años está la oportunidad de enseñarle a los niños a ver con otros ojos, a amar sin restricciones y a entender que si quieren y creen, todo lo que se propongan lo pueden alcanzar.

El mundo es muy grande y las oportunidades que tenemos para explorarlo cada vez son más. Hay tantas cosas increíbles para hacer con nuestros hijos pequeños logrando cambiarles la vida, la visión y la perspectiva, que ni lo creerás.

El mundo está lleno de lugares increíbles que traspasan las fronteras de la imaginación, es a allí a donde debemos intentar ir alguna vez en la vida. Por eso, seleccionamos esas 5 cosas a las que debes llevar a tus hijos antes de los 10 años que les marcará la vida y les enseñará a descubrir que viajar es más que ir a la playa. Estamos seguros de que nunca lo olvidarán.

  1. El circo del sol

    ¿Quién no ama el circo? Todos los niños tienen una extraña afición por el circo, los malabares, los payasos, las luces y el espectáculo. Pueden estar absortos en funciones de horas, hasta sin parpadear. Aman a los acróbatas que caminan por lo alto sobre cuerdas, se emocionan con los conos y se ríen como si nunca lo hubieran hecho. Es muy enriquecedor para ellos, porque les abre la mente y los invita a mirar desde otras perspectivas (eso sí, hay que estar muy pendientes de que no lo vayan a intentar en casa).

    Imagen cortesía deEseDosUno - Fotografia en Flickr.com

    Imagen cortesía deEseDosUno – Fotografia en Flickr.com

    El circo del sol es ese momento suspendido en el tiempo, en el alma y en el recuerdo que, sin importar la edad, quedará enmarcado como uno de los mejores de la vida. Entonces, hay que aprovechar la capacidad de sorprenderse que tienen los niños y darles la oportunidad de vivir la verdadera magia.

    Esta magnífica puesta en escena va llevando su creatividad y emoción por todo el mundo en diferentes temporadas, pero si estás de vacaciones en Canadá, esta es, sin duda alguna, una de tus actividades obligadas. Esta y las Cataratas del Niágara.

    Este es un espectáculo para todas las edades, eso sí, antes de programar la visita es bueno que averiguar si cada función es óptima para los chicos, pues hay puestas en escena de muchas temáticas y no todas son para los niños.

  2. Esquiar en la nieve

    Conocer la nieve es uno de esos sueños de los niños que viven en lugares donde no nieva, la conocen a través de las películas animadas de Disney o las navideñas de Hollywood y esa imagen de poder tirarse al suelo y hacer un “ángel” batiendo las manos es, quizá, la que más recuerden toda su vida.

    Imagen cortesía deSigurd Rage en Flickr.com

    Imagen cortesía deSigurd Rage en Flickr.com

    Así que, es hora de ir pensando en el destino de invierno en donde tus chicos tengan la oportunidad de hacer muñecos, ángeles, jugar y patinar, todo sobre la nieve. Hay un gran número de actividades que puedes hacer con tus hijos en la nieve, esquiar es el más conocido, sin embargo, también pueden pensar en patinar, hacer un poco de skiboarding o ir a ver un partido de hockey y, por qué no, jugarlo.

  3. Conocer el desierto y ver las estrellas

    Cuando las personas se plantean lugares para irse de vacaciones, pocas contemplan en sus actividades visitar un desierto… Pasamos toda la vida yendo de paseo en paseo sin conocer el desierto, sin comprobar lo que nos decían en el Correcaminos era cierto. Y nadie se imagina la cantidad de paisajes tan hermosos que contemplan y la variedad de actividad que se pueden hacer con los niños.

    Hay muchos desiertos en el mundo, unos más conocidos que otros, unos más extensos, si tu familia es aventurera, tus chicos son exploradores y arriesgados, tienes que llevarlos a que pasen una noche en un oasis en el desierto. Las estrellas, la naturaleza, la posibilidad de conocer otras especies y de relacionarse con otros ambientes… de apreciar la inmensidad.

    Tus chicos aventureros van a querer probar la adrenalina a través de recorridos en cuatrimotos, sandboard, correr en carros areneros, esquiar en la arena y tirarse boca arriba a contemplar el más espectacular cielo que vayan a poder ver en sus vidas.

  4. Bucear

    Conocer las maravillas acuáticas debe ser una tarea obligada en la vida de cualquier persona, poder interactuar con especies tan divinas y especiales, contemplar espectáculos de colores inimaginables, aprender y aprender.

    Imagen cortesía desteenslag en Flickr.com

    Imagen cortesía desteenslag en Flickr.com

    Este plan invita a que en familia vayan a la playa y piensen en que una de las actividades más importantes dentro del paseo debe ser asistir al acuario, jugar con los hijos a que son buceadores y tienen una misión en el fondo del mar, así solo usen una careta y vean las estrellas de mar en la superficie del acuario. Lo importante es que le den esta experiencia marina a sus pequeños. Este plan de buceo es para niños mayores de 8 años con un mini curso previo a la experiencia.

  5. Safari nocturno

    Para un niño antes de los 10 años, los animales son magia. Es fundamental acercarlos a ellos para beneficiar su proceso de aprendizaje, su ubicación en el mundo y la oportunidad de enseñarles el cuidado de todas las especies.

    Disfrutan la visita al zoológico así vayan mil veces, ¿te imaginas cómo se divertirán viendo a los animales en el hábitat nocturno? Si para los adultos es un espectáculo, para los niños será una aventura.

    Imagen cortesía dewilliamsjonathan69 en Flickr.com

    Imagen cortesía dewilliamsjonathan69 en Flickr.com

    Hay animales que son pasivos en el día, duermen casi todo el día y se activan en la noche, como los murciélagos, algunas especies de ardillas o algunos felinos. Hay ciudades donde realizan actividades nocturnas en los zoológicos para que grandes y chicos puedan hacer parte de esta verdadera maravilla.

Dale a tus hijos otros momentos, otras aventuras, otras experiencias. Te lo agradecerán.

You may also like