Querétaro, un viaje a la Tradición y a la Historia de México

by Destinations Royal Holiday
Imagen cortesía deiivangm en Flickr.com

Imagen cortesía deiivangm en Flickr.com

“Querétaro” es una palabra tan hermosa y tan bonita que es considerada por el Instituto Cervantes como la más bella entre las bellas de la lengua española. Según el afamado Instituto, la palabra “Querétaro”, significa “Isla de las salamandras azules”, significado que está lejos y no tiene ninguna relación con su origen prehispánico de antecedente lingüístico purépecha. Para los etnolingüistas “Querétaro” es una palabra con varias acepciones, entre ellas “Juego de Pelota” y “Lugar de piedras grandes”. Entonces cuando se hable con un Queretano es mejor no pretender preguntar por Islas, ni salamandras y menos azules.

En lo que no hay ápice de duda es que el Estado de Querétaro es uno de los destinos turísticos “sin playa” preferidos en México. Sus riquezas cultural, histórica y de recursos naturales son los mayores tesoros con que se encuentran los visitantes a través de tan sólo 12 mil kilómetros cuadrados, un territorio considerablemente pequeño en comparación con la extensión del país, que le supera en 164 veces su tamaño.

Conociendo a Querétaro la Historia de México se abre de par en par

Imagen cortesía deTrako Antonio en Flickr.com

Imagen cortesía deTrako Antonio en Flickr.com

(Conchero en Querétaro, ubicado junto al ex-Convento de San Francisco en la ciudad de Querétaro).

El Estado de Querétaro está ubicado en el centro de México. Su posición geográfica lo hace protagonista de la historia de su país.

Durante el Virreinato, Querétaro fue paso obligado de las recuas de mulas que transportaban la plata extraída de Zacatecas, Chihuahua y Durango con dirección a la Ciudad de México. En sus tierras se gestó la conspiración contra las autoridades españolas que conlleva a la lucha Independentista. En 1867 fue momentáneamente capital del Imperio Mexicano de Maximiliano de Habsburgo y su caída presidió las Leyes de Reforma instauradas por Benito Juárez. Y como si fuera poco en su ciudad capital, fue aprobada la Constitución de 1917 que puso fin a la Revolución Mexicana, el acontecimiento político y social más importante del siglo XX en México.

Querétaro y sus “pueblos mágicos”

Al referirse al Estado de Querétaro es inevitable hacer un viaje en el tiempo, a la tierra de los pueblos Otomíes y Purépechas, a la ciudad capital que también lleva su mismo nombre y que desde el Virreinato Español jugó un papel preponderante en la historia de México convirtiéndose en el año de 1996 en Patrimonio Histórico de la Humanidad. Pensar en Querétaro es recorrer los “pueblos mágicos” de Bernal, Jalpan de Serra, Cadereyta de Montes y Tequisquiapan.

El pueblo de Bernal  con sus hermosas calles que son testimonio de la arquitectura de los siglos XVII, XVIII y XIX, es aclamado por sus construcciones antiquísimas como lo son El Castillo y la Capilla de las Ánimas. Bernal también es conocido y a nivel mundial por estar localizado al pie de la Peña de Bernal, el tercer monolito más grande del planeta.

El pueblo de Jalpan de Serra, ubicado en la zona de montañas denominada «Sierra Gorda de Querétaro» es famoso por sus ruinas arqueológicas, así como por la presencia durante siglos de misioneros franciscanos, entre ellos el históricamente reconocido Fray Junípero Serra.

El pueblo mágico de Cadereyta de Montes es otro lugar que reside en el “imaginario colectivo Mexicano”. En Cadereyta de Montes se encuentra una de las colecciones de cactáceas más grandes del mundo, construcciones arquitectónicas que datan del siglo XVII, la majestuosa presa de Zimapán, su famoso Jardín Botánico y sus hermosos viñedos y no es de extrañarse, porque Querétaro es la segunda zona vinícola más importante de México.

Y que mejor plan de aventura que volar en un globo aerostático en el pueblo de Tequisquiapan, provincia de espléndido colorido y detalles singulares, propios de un «pueblo mágico». En Tequisquiapan se preservan la arquitectura virreinal y monumentos insignia como la Parroquia de Santa María de la Asunción, hermoso edificio de estilo neoclásico construido en la segunda mitad del siglo XIX. Y si se piensa como Luis Fernando Olaverri que «el vino es la única Obra de Arte que se puede beber», entonces bienvenidos: Tequisquiapan es la sede anual de la Feria Nacional del Queso y el Vino, el evento vitivinícola más importante de México.

Las fiestas tradicionales Queretanas: Una Tradición que lo tiene todo

Para terminar, es muy importante agendar en una próxima visita al Estado de Querétaro las fiestas tradicionales más importantes de la región.

En las fiestas tradicionales Queretanas la devoción católica se envuelve en el misticismo propio de una cultura mestiza. La devoción por la Virgen y por los Santos, combinando rezos, bailes y ofrendas dejan entrever la identidad cultural y religiosa de todo un país.

Las fiestas tradicionales que ningún visitante, con ánimo de hacer turismo religioso, puede perderse son:

  • Fiestas de la Santa Cruz
  • El Paseo del Buey
  • Procesión del Silencio
  • Levantamiento de El Chimal, fiestas de San Miguel Arcángel
  • Equinoccio en Bernal
  • Nacimiento Monumental
  • Fiestas del Gallo
  • Día de la Virgen de Guadalupe
  • Vía Crucis

¡Visita Querétaro!… la playa y el mar pueden esperar

Imagen cortesía deRoyal Holiday en Royal Holiday

Imagen cortesía deRoyal Holiday en Royal Holiday

(Hotel Hacienda Jurica de Royal Holiday, Santiago de Querétaro)

Con Royal Holiday es posible vivir a Querétaro con intensidad, conociendo de cerca los lugares donde acontecieron muchos de los hitos más importantes de la historia Mexicana, aprender de su cultura mestiza, de la ferviente religiosidad de su gente, sorprenderse del encanto de su semidesierto y de la imponencia de su Sierra Gorda, entre otros atractivos que hacen de Querétaro un destino turístico sin igual en el corazón de México.

You may also like