BERLÍN: Una atípica combinación entre creatividad, economía y política

by Destinations Royal Holiday
Imagen cortesía deOh-Berlin.com en Flickr.com

Imagen cortesía deOh-Berlin.com en Flickr.com

Royal Holiday te da a la bienvenida a Berlín, la capital política, económica y una de las más influyentes, de la Unión Europea, que además fue nombrada en 2006 por la Unesco, como la “Ciudad Creativa”. Está bañada por 4 ríos, tiene 3.4 millones de habitantes y es la segunda ciudad más grande de Europa.

Sabemos que como socio Royal Holiday elegiste el Citadines Kurfürstendamm Berlin para tu estadía, lo que te permitirá estar en Kurfürstendamm, la avenida más larga y el centro de acción de Berlín, en cuanto a restaurantes, boutiques, teatros y cines, se refiere; y adicionalmente, hacer relajantes recorridos por el “Tiergarten Park”, considerado el parque más hermoso de Berlín.

Clic aquí para ver el video

Imagen cortesía deJavier Callón en YouTube.com

Imagen cortesía deJavier Callón en YouTube.com

Pero eso no es todo: Podrás viajar en el tiempo en este centro cultural y artístico de primer nivel. Berlín está lleno de lugares que representan su pasado, presente y futuro. En su mayoría destruidos notablemente en la segunda guerra mundial, olvidados en tiempos del muro y restaurados posteriormente para devolverles su gloria, como un símbolo de la reunificación

Alexanderplatz: Una gran plaza, considerada uno de los espacios públicos más importantes de la ciudad. Está ubicada en el centro del antiguo Berlín, cerca del Rio Spree y el Palacio de la República.

En ella se encuentra la Torre Fernsehturm, con 368 metros de altura, lo que la hace el lugar perfecto para ver toda la ciudad; y el Reloj Mundial, el cual rota permanentemente y muestra la hora de todas las ciudades del mundo. Bajo la plaza, se encuentra el que es considerado el mayor búnker de la Alemania Nazi, del cual se desconoce su tamaño.

El Memorial del Holocausto: 19.000 m2 en los que distribuyeron 2.711 bloques de hormigón, con el mismo largo y ancho, pero diferente altura. Es un monumento creado con el propósito de recordar los 6 millones de judíos asesinados en Europa, durante el Tercer Reich de la Segunda Guerra Mundial.

No hay una opinión unánime respecto a este lugar, y esto hace que se convierta en un sitio obligado de visita, no solo por su valor histórico, sino por la opinión a formarse de él. Es una experiencia en la que podrás conocer lo que vivieron las víctimas, ya sea por el material rescatado o por los testimonios, de quienes sobrevivieron al holocausto y contaron su historia, antes, durante y después.  

Unter Der Linden (Avenida bajo los tilos): Es el bulevar más tradicional y conocido del Berlín Oriental. “Mientras los tilos florezcan en Unter Der Linden, Berlín seguirá siendo Berlín”, cantaba Marlene Dietrich, para referirse a este hermoso lugar

Es el centro cultural de Berlín y uno de sus más comunes puntos de encuentro y esparcimiento. Mide 1,5 Km y va desde La Plaza París hasta El Puente del Castillo, el cual une este hermoso bulevar con la Isla de los Museos, de la cual hablaremos más adelante. En este trayecto, se pueden contemplar, gran parte de los edificios más importantes de Berlín.

Imagen cortesía delawrence's lenses en Flickr.com

Imagen cortesía delawrence’s lenses en Flickr.com

Kaiser-Wilhelm Gedachtnis-Kirche: Esta iglesia evangélica, de estilo arquitectónico neo-románico, construida entre 1891 y 1895, fue donada por el Emperador Guillermo II, para honrar la memoria de su abuelo, el Emperador Guillermo I, también se conoce como La Iglesia del Recuerdo y da inicio a la Avenida Kurfürstendamm

Fue destruida en la Segunda Guerra Mundial, y lo que quedó en pié, al finalizar la guerra, es lo que actualmente se conserva a modo de memorial. En aras de su conservación, se declaró monumento protegido, ya que es considerada, un monumento para la paz y la reconciliación.

El muro de Berlín y su checkpoint Charlie: El muro de Berlín (45 Km) fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría. Entre 1945 y 1990, marcó la frontera interalemana, que separó La República Federal de Alemania (RFA), de la República Democrática de Alemania (RDA).

Durante el proceso de destrucción del muro, Bodo Sperlin (artista alemán) promovió la idea de salvar una parte del muro, para crear en él, una galería de arte urbano al aire libre, que posteriormente tomó el nombre de East Side Gallery. En ella, más de 100 artistas del mundo entero, pintaron murales para rendir homenaje a la libertad.

El CheckPoint Charlie fue el más famoso de los pasos fronterizos entre las Alemanias. Tomó el nombre Charlie, a causa del nombre de la tercera letra del Alfabeto Fonético de la OTAN (Alpha, Bravo, Charlie, Delta…). Fue demolido en Julio de 1990, pero allí se encuentra el Museo del Muro, al cual se agregó en Agosto de 2000, una réplica casi exacta de la caseta de control

La Puerta de Brandeburgo: Monumento testigo de los momentos más cruciales de la historia de Berlín y el símbolo de la reunificación de Alemania. En su momento, era el acceso al nuevo Berlín de la época. Es una construcción asociada al neoclasicismo temprano, de 11 m x 65,5 m x 26 m (largo x ancho x alto).

En el interior o  zonas de paso, hay relieves que representan a Hércules (el más célebre y fuerte de los héroes griegos), Marte (dios de la guerra) y Minerva (diosa de la sabiduría, las artes y las técnicas de la guerra). En su cima, la puerta tiene una escultura llamada La Cuádriga: Representa a la diosa Victoria, montada en un carro tirado por cuatro caballos, en dirección a la ciudad

Schloss Charlottenburg: Es un palacio de estilo barroco, nombrado Charlottenburg en honor en honor a la esposa de Federico I (Sofía Carlota de Hannover), quien encargó su construcción (1695-1699) y falleció poco tiempo después (1705).  

Imagen cortesía deAdriano Gasparri en Flickr.com

Imagen cortesía deAdriano Gasparri en Flickr.com

Otrora residencia de verano, es hoy un reflejo arquitectónico de la época prusiana, que alberga dos museos y varios de los jardines más bellos de Alemania. Esto lo convierte en un lugar sin igual para caminar y tomar el sol.

Potsdamer Platz: El primer lugar donde se instaló un semáforo en Europa (operado manualmente), la sede del Festival de Cine de Berlín (Berlinale) y su nuevo corazón. Actualmente es una plaza pública e intersección del tráfico en el centro, que cuenta con una robusta actividad cultural y comercial.

Allí encontrarás el Sony Center, y en él, una enorme cúpula de cristal y acero, iluminada por colores cambiantes. Sus terrazas y restaurantes son frecuentemente visitados por residentes y turistas. En oposición a esta experiencia, se encuentra el Quartier Daimler Chrysler: Si te adentras en él, encontrarás hermosos y relajantes jardines. Incluye en tu visita, los miradores de algunos edificios de la zona. Podrás observar una las mejores vistas del centro de Berlín.

Reichstag: Edificio de estilo renacentista construido en 1894, en donde se reúne el Parlamento Alemán y cada 5 años se elige al presidente de Alemania. En la segunda guerra mundial fue seriamente dañado, y su belleza e imponencia actual, son el resultado de unas obras realizadas en los 90.

En él hay una imponente cúpula de cristal, auténtico símbolo de Berlín, que se puede visitar y por la que se puede caminar. Hay que inscribirse con dos días de anticipación, para visitarla

Zoologischer Garten: Construido en 1844, es la fusión acuario-zoológico más antiguo de Alemania, en pleno centro de Berlín. Cuenta con 16.000 animales de 1.500 especies distintas, lo que lo hace, el zoológico más grande del mundo.

Los animales habitan recintos donde se recrea con precisión su hábitat natural, y en él, podrás ver especies como osos panda, tuátaras, seladangs, rinocerontes blancos y negros, los cuales rara vez se encuentran en lugares diferentes a su hábitat natural, y esto le da un valor único a tu visita.

Imagen cortesía deArthur van Dulmen en Flickr.com

Imagen cortesía deArthur van Dulmen en Flickr.com

You may also like