Berlín, vanguardista y global

by Destinations Royal Holiday
Vía futuroquotidiano.com

Vía futuroquotidiano.com

La capital alemana podría pasarse por alto al ser considerada más bien un destino de negocios o de eterna fiesta para los más jóvenes. Sin embargo es una urbe llena de vida con mucha historia, pero también con la mirada puesta en el futuro.

A continuación enumeramos los principales puntos de interés de la ciudad.

  1. Puerta de Brandenburgo

Antes de la caída del muro, este monumento representaba la separación de la ciudad en Berlín este y Berlín oeste. A partir de 1989, fecha en que el muro es derrumbado, la puerta de Brandenburgo se transforma en símbolo de la unidad del pueblo alemán. Tema aparte es su belleza arquitectónica, por la que es considerada uno de los mejores ejemplos del clasicismo alemán. Su construcción inició en 1788, inspirada por la Acrópolis de Atenas. Cinco años después fue colocado el famoso cuadriga dirigiéndose hacia el centro de la ciudad.

Vía aroundtheglobe.com

Vía aroundtheglobe.com

Te sugerimos continuar el recorrido hacia la plaza del París, siguiendo la calle Unter den Linden; que con una superficie de 1.5 hectáreas, es uno de los espacios más bellos de la ciudad con impecables edificios como las embajadas norteamericana y francesa, un banco, el exclusivo Hotel Adlon y jardines.

  1. Reichstag

Otro de los símbolos berlineses, este edificio fue diseñado por Paul Wallot siguiendo un estilo neorrenacentista y terminó de construirse en 1894. Actualmente es el lugar donde se reúne el parlamento alemán o Bundestag. El Reichstag sobrevivió un incendio y fue severamente dañado en las grandes guerras, pero siempre ha sido restaurado. En su fachada se lee la frase Dem Deutschen Volke, que significa «al pueblo alemán».

Vía wikiwand

Vía wikiwand

  1. Muro de Berlín

Fue la noche del 9 de noviembre de 1989 que el muro cayó para siempre y los berlineses salieron a festejar la reunificación a las calles. 25 años después, la ciudad es completamente diferente, se ha transformado en un semillero de expresiones creativas, artísticas y nuevos negocios que celebran la libertad, el conocimiento y el disfrute del espacio público.

  1. Isla de los Museos

Muy cerca unos de otros, convergen cinco museos con exposiciones de primer nivel reunidos en la isla de Spreeinsel. Debido a su arquitectura y valor cultural, la isla de los museos fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el año de 1999.

Museo de Pérgamo. El más visitado de Berlín, con un millón de visitantes por año, principalmente por el altar que le da nombre, un monumento religioso de la época helenística construido entre 197 y 159 a. C. Fue descubierto en 1871, desmantelado y reconstruido en Berlín en 1879.

Museo Bode. Expone obras del periodo bizantino así como una colección numismática importante.

Museo Neues (Museo Nuevo). Reabrió sus puertas en 2009 después de una exhaustiva remodelación y muestra una impresionante colección de objetos del Antiguo Egipto. Destaca la famosa escultura de la reina Nefertiti.

Antigua Galería Nacional de Berlín. Diseñado a partir de la Acrópolis ateniense, este imponente edificio alberga arte del siglo XIX con obras del clasicismo, la época romántica impresionista y las primeras expresiones de arte moderno.

Museo Altes (Museo Antiguo). Reúne la principal colección de antigüedades de la ciudad. El edificio es considerado uno de los más importantes ejemplos del neoclasicismo.

5. Potsdamer Platz

Es una plaza pública que en la segunda guerra mundial prácticamente fue destruida. A partir de la caída del muro de Berlín grandes empresas transnacionales como Sony y Daimler inauguraron sus rascacielos, revitalizando el área. Actualmente, es un espacio lleno de vida además por el Festival Internacional de Cine de Berlín; el museo dedicado al cine y TV; el boulevard de las estrellas, Legoland, un casino y centros comerciales.

Vía Expedia

Vía Expedia

  1. Tiergarten

Se traduce como jardín de animales y es el principal parque de Berlín, con 630 acres. En el siglo XVII era visitada por la aristocracia prusiana como área de caza. Hoy alberga el zoológico de Berlín, espacios para caminar, correr y andar en bicicleta; y dos biergartens o terrazas donde se puede disfrutar la popular cerveza alemana.

Vía Pinterest

Vía Pinterest

7. Kurfürstendamm

Esta avenida es una de las más famosas de la ciudad. Hay que visitar el KaDeWe, el centro comercial más grande de Europa; para dimensionar su extensión diremos que su zona gourmet abarca 7,000 metros cuadrados. Tip: evita visitarlo en sábado.

  1. Pasear en lancha

Es prácticamente desconocido el hecho de que Berlín tiene más puentes que Venecia y más de 70 lagos. Por lo tanto, sobran actividades acuáticas: paseos en lancha, nadar o disfrutar la apacible vista del agua mientras saboreas un trago en uno de los bares de las playas.

Vía flickr.com

Vía flickr.com

  1. Probar un currywurst

Este manjar de la comida rápida es una salchicha alemana cortada en rebanadas, servida con salsa catsup y curry espolvoreado. Fue inventada en 1949 y es el platillo más popular de la «fast food» del país. Increíble, hay un Museo de la Salchicha Alemana, por si quisieras saber más al respecto.

Vía roaminghunger.com

Vía roaminghunger.com

Porque Berlín es una de las ciudades más vibrantes del mundo, visítala con tu membresía Royal Holiday hospedándote en el Citadines Kurfürstendamm Berlín, ubicado a unas calles del KaDeWe, el colosal centro comercial. El hotel ofrece condominios amplios con aire acondicionado, cocina equipada, business corner y otras amenidades.

¡Reserva ya!

You may also like